Capítulo 10. Una caja de cambios nueva

Leido

No Leido

diciembre 25, 2017 11:43 pm Publicado por Deja tus comentarios

Sin tener ni idea de mecánica decidí entrar a lo grande. Mi caja de cambios era muy ruidosa, y apenas podía meter la marcha atrás. Sonaban todas las marchas, pero especialmente la 5ª… así que cualquier paseo se hacía bastante incómodo. Quería cambiarla yo mismo.

Tenía varias facturas en la guantera de piezas que se habían puesto nuevas:

Volante motor, embrague, cojinete de empuje… entre otros elementos, pero estos eran los que me interesaban para el cambio de la caja. Genial!

Después de mucho investigar y preguntar por foros llegué a la conclusión de que tenía que buscar una caja de un BMW e28 o un e34, son compatibles.

De todos los desguaces de mi ciudad no encontré ninguna, solo una de un e34 524td del año 93 de segunda generación de la que no sabía exactamente sí me valdría. La carcasa era diferente, pero las pedidas de largo y campana eran exactas. Tenía la palabra del tipo del desguace, si no me vale, me devuelve el dinero, así que no perdía nada.

En un momento de flaqueza me paré en un taller a preguntar por cuanto me cambiaban la caja. Unos 190€ + IVA. No podía permitirme ese dinero solo para hacer una prueba.

Así que me monté yo mismo el chiringuito, con tiempo y sitio para dejar el coche no era problema.

Vale, en su momento me pareció buena idea, pero ahora que veo la foto no deseo que nadie se meta ahí abajo. Después de pegar varios empujones al coche el invento parecía seguro, quizá más de lo que puede parecer. De todas maneras, no lo hagáis en casa.

Lo primero quitar el pomo del cambio de marchas, nadie me dijo lo difícil que sería… como que está pegado.

Se quita el escape, un protector térmico, la transmisión, la barra anti torsión… ya casi está.

Quizá no es tan complicado, sí con falta de herramientas y por el peso de las piezas.

Tengo un video de media hora de quitando la caja de cambios, es bochornoso, como te digo, en ese momento no tenía ni idea y la seguridad es más que cuestionable. ¿Ya te has fijado en los ladrillos no?

Una mala noticia, el silenciador trasero está para tirar. Tiene varios boquetes que han dejado negra la parte trasera del coche.

Pero la peor noticia de todas es que la caja de cambios con diferente carcasa del e34 no me vale para el e28 por unos pocos centímetros. Así que de nuevo a colocar la mía y buscar otra caja.

Encontré una en Granada, a una hora y media de casa, a la vista exactamente igual de otro e28. Esta vez estaba mejor preparado. Coloqué ocho palets y cuatro pasarelas de andamios, esto sí que es seguro. Además la altura facilita mucho el trabajo.

Ahora el trabajo es mucho más rápido, desmonté todo al momento, gracias a la altura puede uno mismo, no sin facilidad, sacar la caja sin gato.

Intento encajar la nueva caja de cambios y… ¿Pero qué c***?? Coloco la caja y queda ladeada… no es de un diesel.

Se puede ver en las siguiente imágenes como parecen iguales pero la campana tiene un ángulo diferente…

De vuelta a Granada, menos mal que no me pusieron ningún problema para devolverme el dinero. Ese viaje me sirvió para comprar un retrovisor derecho nuevo, solo me interesaba el cristal, el mío no estaba roto, pero parecía de aumento y apenas tenía visibilidad.

Buscando por internet encontré una caja de un e34 con la misma carcasa que el mío en Cáceres, era una opción que tenía desde el primer momento, pero me daba miedo como viajaría esta pieza tan pesada desde tan lejos.

Al cabo de un par de semanas llegó en perfecto estado. Justo antes de volverla a montar revisé las piezas que el mecánico había cambiado unos 2.000km antes, deberían estar nuevas.

Otra sorpresa más. El cojinete de embrague estaba fatal, apenas giraba y hacía ruido al moverlo con la mano. Tenía factura de que estaba nuevo… nos engañaron.

Tocaba pasar por la tienda de recambios para el cojinete y así poner la caja nueva. Después de probar tantas cajas esto ya estaba mascado, no hubo complicaciones.

¡El cambio es espectacular! Contentísimo por resultado y por todo lo que he aprendido.

Ahora puedo meter la marcha atrás, los sonidos estridentes provenientes de la caja han disminuido muchísimo, es verdad que todavía sigue sonando alguna marcha… quizá más adelante haga un capítulo de como se abre una caja de cambios, otra cosa es que haga el de como se cierra.

Quizá  he resumido este capítulo mucho, probablemente, en total, he probado unas 5 cajas de cambios, han pasado 3 amigos para ayudarme a montarlas, meses y meses de búsqueda, muchísimas noches pensando como podría hacer esto mismo en casa… a pesar de tantos intentos nunca me dio la sensación de fracaso, descubrí que me encanta la mecánica. Disfruto como nunca con mi nuevo hobby.

 

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Duarte

Para estar al día

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *