Capítulo 23. Cambio de discos de frenos traseros

Leido

No Leido

marzo 4, 2018 9:29 pm Publicado por Deja tus comentarios

Poco a poco va cogiendo forma, aunque haga una leve reparación, el coche lo agrade mucho y se nota en su conducción.

No lo he documentado ya que no lo he hecho yo mismo, he cambiado el tubo de escape por uno de acero inoxidable marca Duramás. Lo he llevado al taller y en una mañana ya lo tenían listo.

Ahora suena muchísimo menos, es mucho más placentero hacer viajes con él, no era un sonido muy alto, pero sí desagradable que inundaba el habitáculo.

No he quedado muy contento con la posición del nuevo, no es exactamente igual. Pongo una imagen de como estaba el anterior.

Más adelante pondré imágenes del nuevo escape, ahora me centraré en los nuevos recambios.

He comprado filtros, aceite, pastillas de freno traseras, discos de frenos traseros, una llave dinamométrica, la junta del carter y una goma en forma de donut que soporta el tubo de escape.

La llave la he comprado por pura casualidad, la había visto en diferentes tiendas a precios altísimos, más de 100€ en todos los casos. Sé que la mayoría de los tornillos del coche se pueden apretar a ojo y no pensaba gastarme ese dineral sin necesidad, pero un día me crucé con un catálogo del Lidl donde vendían una por unos 17€, de 28-210Nm. No la voy a utilizar con regularidad, solo en casos puntuales, así que después de leer un poco en internet, por ahora es ideal en mi caso.

Así que fui lo más temprano que pude al Lidl más cercano, llegué 15 minutos antes, ya había una gran cola frente a la puerta cerrada.

Con suerte aparqué el coche cerca, con lo que podía quedarme un rato más esperando en la comodidad de mi asiento mientras esperaba a la apertura. Me fijé que la cola estaba llena de hombres, me pareció un poco raro, aunque no lo di mucha importancia. Me puse la radio he hice un poco de tiempo con el móvil. En pocos minutos más tipos se iban apilando uno tras otro, ya no me gustaba tanto, los conté e imaginé cuantas llaves habría en el expositor… no me salían las cuentas así que salí corriendo, andando con prisas, para no parecer un loco, que todavía no había ni abierto la puerta.

Una vez que abren, unos cuantos salen corriendo al fondo del comercio, yo no me iba a rebajar tanto, tampoco pensaba que fueran solo a por la llave, había más cosas. Pues yo todavía no había entrado y ya había dos tipos en la caja con una llave en la mano. No me lo pensé, apreté el ritmo y fui directo a coger una, ya quedaban pocas y yo tuve suerte, era una locura. Esto no eran las rebajas.

He encontrado una muy similar en Amazon, incluso tiene más rango de apriete, aunque según los comentarios no es muy precisa en rangos bajos. Estéticamente es idéntica.

 

Nunca había cambiado unos discos de freno, pero sí estuve atento cuando me los cambiaron en mi coche de uso habitual. No me imaginaba que fuese tan sencillo.

La razón por la que los he sustituido es que ya tienen un desgaste considerable, cambiando solo las pastillas seguro que sonarían mucho debido al escalón que tienen los discos viejos.

También compré grasa de cobre, para mitigar los chirridos, aunque no la he utilizado ya que las pastillas vienen con una goma en la parte trasera que realiza esta función.

Quizá lo más difícil es contraer de nuevo el pistón de la pinza de freno, aunque en este modelo solo hay que hacer un poco de palanca antes de desmontar la propia pinza, se puede hacer con un destornillador plano grande. Ten en cuenta que si la pastilla vieja estaba muy desgastada necesitarás mover mucho más el pistón. En otros coches más nuevos es necesario presión y giro para mover el pistón, así que genial.

Haciendo una pausa para comprobar el estado de otras piezas, veo que los brazos de suspensión trasera están un poco oxidados, pero todo es superficial, el día que quiera restaurar estas piezas van a quedar como nuevas.

Dejo para más adelante sustituir la goma del escape.

En cuanto a la conducción, ahora ya no hace nada de ruido al frenar y me puedo quedar tranquilo con el estado del eje trasero.

Para montar las ruedas utilicé por primera vez la dinamométrica a 110Nm, y a correr.

Categorizado en: , , , , , ,

Esta entrada fue escrita por Duarte

Para estar al día

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *