Capítulo 24. Restaurando el compresor del aire acondicionado

Leido

No Leido

marzo 17, 2018 5:21 pm Publicado por 1 Comentario

Si has leído otros capítulos sabrás que soy del sur de España, por lo que el aire acondicionado debería ser obligatorio al pasar la ITV, estoy seguro de que muchos accidentes en Agosto son provocados por sofocones y manos sudorosas al volante.

Mi coche trae aire acondicionado se serie, así que estoy encantado, lo malo es que el circuito pierde gas.

Sé que este es un tema delicado y que necesitaré las manos de un especialista, tanto por que yo no tengo ni puñetera idea como la parte del gas.

Decidí llevarlo a un taller especializado en aire acondicionado, no diré el nombre, pero tenía un aspecto lamentable. Lo recuerdo con suelo negro, sin maquinaria, prácticamente vacío y todo tapado con una capa de suciedad extrema.

Eso sí, el trato fue bastante bueno, posiblemente por que yo fui el primer cliente en años. Comenté mi problema, aunque el mecánico, de pelo largo canoso y desgarbado ya sabía perfectamente lo que tenía que hacer. Conectó un par de bombonas al circuito, sacó el gas, lo poco que habría, y le introdujo hidrógeno, para que más adelante no hubiese condensación y el circuito termine oxidándose, o eso entendí.

Cuando el circuito tenía suficiente presión cogió un cubo con agua y jabón que tenía una esponja mugrienta flotando, estuvo siguiendo las tuberías de gas y empapándolas esperando una burbuja. A simple vista no vio nada, así que abrió la puerta del pasajero, ya que el circuito entra al habitáculo. Mi mente pensó en lo peor, este tipo iba a meter esa esponja ennegrecida chorreando sobre mi moqueta limpia y lo iba a ensuciar todo. Se agachó y echó un vistazo buscando tuberías bajo la guantera, pero no pudo ver nada ya que se encuentran escondidas detrás de ella, así que metió la mano debajo y pegó un tirón mientras mis ojos se cerraban, era lo primero que mis reflejos podían hacer, sentí como cuando alguien pega un golpe de martillo y tu cuerpo reacciona parpadeando. No hubo sonido ni crujido, a pesar del tirón no logró mover ninguna pieza:

– Buenos coches hacían antes – me miró con una sonrisa.

Cerró la puerta y se fue de nuevo al morro, se agachó y se fijó en el compresor. Encontró lo qué fallaba al instante, pérdidas detrás de la polea.

Si me decidía a arreglarlo la factura ascendía a unos 350€, reparando el compresor, aceite y gas. No escuché ni pregunté nada más, no podía pagar esa suma de dinero si mi intención es arreglar todo el coche. Le comenté que es un proyecto personal, que me encantaría repararlo yo y la posibilidad de adquirir el kit de juntas por su parte, pero la respuesta fue negativa.

En la imagen se puede ver como tiene pérdidas de aceite justo detrás de la polea.

Teniendo un presupuesto como referencia fui a casa pensando en encontrar el kit en alguna tienda online. Encontré en ACR el juego de juntas para reparar el compresor, también el aceite. Unos 45€, no creo que sea barato, pero mucho menos que los 350€, aunque todavía tenía que pagar más para cargar el gas.

¿Pero qué gas? El coche lleva de serie el r12, pero ya está descatalogado y su uso está prohibido.

Hay mucho material en internet sobre la conversión a r134a, pero todas me parecían demasiado aparatosas. Cambiar juntas, válvula de expansión, condensador, filtro, aceite… un verdadero lío.

Como sustituto existen varios gases que con los que no necesitas modificar nada. r413a y r437a, en este último es recomendable cambiar el aceite del compresor. Creo que estas serían las opciones más sencillas.

 

Toca desmontar el compresor, es realmente sencillo. Ya no tenía gas en el circuito, le pedí al mecánico que lo dejase vacío.

Puede verse la capa de porquería y óxido.

La pieza dentada con la que se tensa la correa estaba destrozada.

Después de desarmarlo y una buena limpieza este es el resultado.

La mayoría de las piezas tenían un acabado zincado dorado o bicromatado, pero ya estaba más que deteriorado y no creo que durase mucho tiempo sin oxidarse. Mi intención era volver a su estado original, investigué y encontré una empresa en otra provincia cercana que realizaban este mismo acabado, a una hora y media de casa. Pregunté como debían llegar las piezas allí me comentaron que sin pintura, ni grasa, ni óxido.

Mi única opción era limpiar todas las piezas con ácido. Utilicé el ácido de la que tenemos para la piscina, ácido clorhídrico, con mucho cuidado, en minutos este era el resultado. Bastante peligroso, bajo tu responsabilidad.

El metal que parecía dañado queda nuevo y desnudo al pasar por el ácido.

Uno de los tornillos se resistía a salir, probé de todo y no lograba sacarlo. Menos mal que tengo un tío que se dedica al metal, yo le dediqué días y días y él lo hizo en 3 minutos. Tiene un pequeño taller lleno de herramientas de todo tipo y solo utilizó una pequeña llave, un martillo y un cincel. Antes había soldado un tornillo para poder realizar algo de fuerza al giro. ¡Magistral!

Después de días esperando las piezas que había mandado a zincar me llegaron con defectos.

Las volví a mandar y otra vez con defectos, mi paciencia tenía un límite, más cuando me perdieron alguna tuerca. Decidí quedarme con lo que había. El precio del zincado unos 30€ con el envío incluido.

Dispuesto a montar.

 

Algunas de las juntas antiguas, la mayoría rotas.

También tuve que comprar los tornillos que ya estaban bastante gastados.

Una vez montado queda como nuevo, quizá demasiado dorado para mi gusto, aunque creo que con el tiempo el dorado se desvanece un poco. Todavía no lo he probado ni cargado gas. Lo he montado lubricandolo superficialmente con el aceite que me vendieron como compatible para los gases sustitutos del R12, aunque en la etiqueta no lo pone y eso me fastidia, he contactado con ACR y me dicen que sí que es compatible… no me lo termino de creer.

Las juntas nuevas están preparadas para el gas r134a, más adelante decidiré que hacer, qué gas utilizar.

Mi experiencia con el zincado ha sido terrible. Enviar piezas tan valiosas por mensajería asusta, el trato a distancia no te permite reclamar todo lo que se merecía el caso, el acabado no es perfecto.

Por ahora llevo gastados unos 80€ solo en el compresor, pero ha quedado original.

Categorizado en: , , , , , ,

Esta entrada fue escrita por Duarte

Para estar al día

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *