Capítulo 6. Conducir un coche antiguo

Leido

No Leido

septiembre 28, 2017 2:46 pm Publicado por Deja tus comentarios

Al cabo de un tiempo conduciendo día a día un coche antiguo te das cuenta que no solamente cambia el coche, tu manera de conducir se tiene que adaptar a él, incluso los demás coches se comportan diferente.

Llevar un coche antiguo en muchas ocasiones significa que tengas a otro coche pegado al culo y que siempre te quieran adelantar, aunque conduzcas a 140km/h.

Lo primero, la seguridad. Al principio iba muy preocupado ya que desconocía los límites del coche. Recuerda que la dirección tiene una holgura considerable, las ruedas son muy viejas y apenas tienen adherencia, la amortiguación no parecía estar mal, pero el balanceo en las curvas es más que notable. El coche frena bien, pero no dispone de ABS así que junto con neumáticos cristalizados derrapa a la mínima.

El riesgo de pegarte una buena hostia es buena. ¿Cómo son de duros los BMW de los 80?

Recuerdo haber visto un video de Top Gear en el que comparaban la rigidez de los pilares de un Saab 900 con un BMW e30. Para ello lo tiraban panza arriba desde una grúa, muy Top Gear.

El Saab apenas se deformaba, en cambio el BMW quedaba totalmente planchado.

¡Qué! ¿Cómo te quedas? Ahora tendrás más cuidado al conducir tu clásico no?

Si buscas en google Crash BMW E28 verás más de un acordeón.

Así que lo primero que debo reparar/cambiar es la mecánica que afecte a la seguridad:

  • Ruedas: Neumáticos cristalizados.
  • Dirección: Inexacta
  • Frenos: Revisión
  • Visibilidad: Luna delantera rayada y retrovisor derecho con el espejo con aumento.

Si tengo que cambiar los neumáticos mejor cambiar también las llantas.

En el siguiente capítulo me espera una visita al desguace.

Categorizado en: , , ,

Esta entrada fue escrita por Duarte

Para estar al día

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *