Restaurando un BMW e28, bienvenida

Te doy la bienvenida

En esta web podrás encontrar la historia de como poco a poco estoy restaurando un BMW e28 del año 87.

Cada vez que leas un capítulo quedará señalado como leído, si quieres puedes desmarcarlo pulsando sobre el icono.
Te recomiendo empezar por el principio.

Restaurando un BMW e28, bienvenida, llantas
cerrar

Capítulo 9. Su primer lavado de cara

Leído

Leído

No leído

No leído

noviembre 30, 2017 2:37 am Publicado por Deja tus comentarios

Estaba claro que el coche necesitaba un poco de mimos en cuanto a estética.

Como se puede ver en la siguiente imagen el parachoques estaba deformado. Los plásticos están resecos y grisaceos, los cromados estaban sucios y me faltaba una tapa del gancho de remolque.

 

 

El desmontaje:

 

Pulido de riñones, son de plástico, pero es la mejor manera de sacarles brillo.

Los demás plásticos los hidraté con un producto de BMW, es fácil encontrar otros más baratos en internet. Verás que hay una placa metálica sobre una de las tapas, sustituye la pieza que me falta.

Primer óxido encontrados en el coche, todo superficial, así que genial. Esto lo dejo para más adelante.

 

Ya que estamos le hice una puesta punto: Cambio de aceite, filtros, refrigerante… es la primera vez que hago yo mismo la revisión al coche, parecía fácil.

 

Desmontaje de parachoques. Si te fijas, me falta el aro cromado de uno de los faros.

 

Los soportes del parachoques delantero estaban doblados.

Enderezados y pintados.

Pulido de parachoques y pintado interior con imprimación ya que tenían algunos puntitos de óxido.

 

Es la pieza del parachoques frontal la que estaba deformada. Con unos cuantos golpes de martillo de goma conseguí ponerlo recto.

En esta imagne se puede ver el parachoques recto y la tapa reparada con metal pintada.

 

El resultado fue espectacular! El contraste del negro de los plásticos y los cromados hacen que el coche parezca otro.

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Duarte

Newsletter

Para estar al día

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *